Energías Renovables

Empresas de energías renovables

Cargando…

Los cambios del planeta, producto del daño ambiental, nos han obligado a reconsiderar la manera en que producimos nuestros bienes y servicios. No solo hemos comenzado a eliminar el consumo de plásticos. También hemos elaborado tecnologías que nos permiten hacer uso de fuentes de energía renovables o alternativas.

Estas son fuentes de energía naturales, que tienen gran potencia y eficiencia energética alta. Lo más importante, se diferencian de las energías tradicionales dado que su impacto sobre el medioambiente es mínimo.

El empleo de fuentes de energía como el petróleo, gas natural o carbón generan daños en el planeta, contaminando las aguas y aumentando la concentración de los gases invernadero. Estos gases contaminantes son óxido de nitrógeno, metano y dióxido de carbono, cuyo incremento es un riesgo para nuestra supervivencia y la de otros seres vivos.

Estas circunstancias nos han llevado a la búsqueda de formas novedosas de suministrar energía eléctrica, que puedan producir un desarrollo sostenible.

Pero, las energías renovables no solo benefician al planeta. También ofrecen mayor rentabilidad a largo plazo, dado que son una fuente inagotable de electricidad. Sin depender de plantas eléctricas o nucleares, se autogestionan en una relación independiente con sus fuentes de suministro. En palabras más básicas, es más barato usar energías renovables, como la solar o eólica para generar electricidad para nuestra vivienda, que pagar el costo mensual de energía producida por medios combustibles o fósiles.

Con una sola inversión, podemos producir energía de calidad, que no afecte el medioambiente y sin incurrir en cargos adicionales. Este han sido uno de los atractivos que ha llevado a muchos usuarios a probar estas nuevas maneras de obtener energía eléctrica. De acuerdo con todo lo que hemos mencionado, ¿qué son las energías renovables? ¿Cuál sería su definición más apropiada? ¿qué más podemos aprender de ellas? ¿Son una buena inversión?

Energías renovables, ¿qué son?

Ya hemos elaborado una definición de energías renovables. Podemos decir que se tratan de fuentes naturales e inagotables, que contienen una inmensa cantidad de energía y se pueden regenerar por medios naturales.

Las energías renovables, entonces, utilizan diferentes elementos naturales, como son el aire, el agua o el sol para producir electricidad y calor.

Todas las energías renovables generan un impacto sobre nuestro planeta. Sin embargo, algunas producen mayor daño. La energía geotérmica incluye el arrastre de metales pesados y la generación de gas invernadero. También pueden producir enfermedades, mediante la contaminación del agua con metano, favoreciendo el dengue y la fiebre amarilla. Sin embargo, existen fuentes renovables que no causan este tipo de efectos. Aunque tienen un potencial energético que depende de muchos factores, como en el caso de la energía hidroeléctrica. Este tipo de sistema de energía renovable no es recomendado para viviendas, se usa para producir energía para abastecer redes eléctricas.

¿Qué más podemos decir de las energías renovables? Son una solución a los efectos que las fuentes de energía tradicional han traído al planeta. De continuar con la tendencia de uso de combustibles fósiles, se espera un aumento de las temperaturas, llevándonos a un camino sin regreso.

Además, los costos de la energía renovable son mucho más asequibles. La energía solar es una de las opciones preferidas por los usuarios, pues estos sistemas pueden instalarse en las viviendas, ahorrando cantidades en consumo de energía tradicional. Ahora, ¿qué podemos decir de la energía renovable en España? ¿Cuál es la percepción de los españoles en relación con las energías renovables?

Energías renovables en España

Desde finales del siglo XX, las energías renovables han tenido un gran impulso en España mediante El plan de fomento de las energías renovables (2000-2010). Esto ha significado un paso importante en la búsqueda de fuentes alternativas de electricidad, que sean amigables con el medioambiente. El objetivo era generar más del 30% de electricidad mediante fuentes alternativas. La mitad a través de fuentes eólicas.

Esto, por supuesto, también ha significado un aporte significativo para la economía española, caracterizándose por una inversión cuantiosa en temas de investigación, desarrollo y productividad de fuentes renovables de energía.

En cuanto a la energía solar, España se convirtió en el primer país del mundo en buscar la instalación de paneles solares en edificios nuevos y el segundo en aplicar sistemas de energía termosolar. De modo que es clara la importancia de extender el uso de las energías renovables.

Las energías renovables están subvencionadas, debido a que se encuentran en proceso de desarrollo. El objetivo es reducir los costos mediante la mejora en términos de investigación y desarrollo de tecnologías.

A pesar de los costes producidos, las energías renovables en España han generado ahorros significativos, pues no deben importarse combustibles fósiles o nucleares. Además, usa recursos autóctonos. Todavía se encuentra en proceso de implementación. Se ha firmado un nuevo Plan de energías renovables estableciendo control sobre el uso de estas fuentes alternativas de electricidad.

Por último, es importante mencionar que más del 16% de la energía consumida en España proviene de fuentes de energías renovables. Esto significa que, a pesar de los esfuerzos, todavía falta mucho camino por recorrer para alcanzar los objetivos señalados. Estos objetivos, propuestos para ser cumplidos antes del año 2020, implican la reducción de emisión de gases. Una oportunidad para que la población española demuestre cuánto nos importa cuidar el planeta y lo que estamos dispuestos a hacer para cumplir estos objetivos. Ahora, ¿cuáles son los tipos de energías renovables? ¿Cuáles son las mejores?

Tipos de energías renovables

Encontramos una amplia variedad de energías alternativas o renovables. Todas producen un impacto sobre el planeta. En algunos casos el impacto es mayor. En otros, es mínimo, con gran efectividad energética.

Las energías renovables o verdes se clasifican en: energía hidráulica, energía solar fotovoltaica / térmica, energía eólica, biomasa y geotérmica.

Energía hidráulica: Las centrales hidroeléctricas usan la fuerza del agua para mover turbinas que movilizan, a su vez, generadores eléctricos. En España se produce alrededor del 15% de la electricidad mediante este recurso.

Energía solar fotovoltaica / térmica: Esta es una de las fuentes de energía renovables más importantes, pues convierte los rayos solares en electricidad o calor. Su uso es cada vez más popular, debido a que puede usarse de manera local y produce gran efectividad energética.

Energía eólica: Este tipo de energía se consigue gracias a la fuerza del viento. A pesar de ser un sistema amigable con el medioambiente, pues produce un impacto mínimo, tiene inconvenientes relacionados con su funcionamiento.

Biomasa: Este sistema es novedoso, pues usa un proceso fotosintético, como es usado por las plantas, para captar la energía de los rayos solares, liberando dióxido de carbono.

Energía geotérmica: Esta fuente de energía renovable no es muy recomendada, pues genera contaminación, como el arrastre de metales pesados y gases de invernadero.

Estas cortas descripciones nos permiten saber cuáles son los tipos de energías renovables más recomendados y por qué. Claramente, la energía solar es una de las fuentes más novedosas para producir electricidad de calidad, de manera personalizada y a un costo mínimo.

Además, impacta muy poco sobre el medioambiente, lo que significa que es una de las opciones preferentes y que sigue aumentando en popularidad. Son muchas las personas que optan por instalar paneles solares, ya sea para producir electricidad mediante energía fotovoltaica o para producir calor usando la energía termosolar.

Busca tu empresa de energías renovables en tu provincia

¿Dudas sobre Portalsolar?