Energía Solar Térmica

Empresas de energía solar térmica

Cargando…

En nuestra época actual nos enfrentamos a varios retos medioambientales, que son el resultado del agotamiento de nuestros recursos naturales y la contaminación. Por esta razón, se hace necesario el uso de energías renovables. Es decir, debemos buscar fuentes de energía naturales de gran potencia y con capacidad de regeneración que nos permitan mejorar nuestra calidad de vida mientras cuidamos del mundo que habitamos.

Existen una variedad de tipos, podemos nombrar, dentro de las más importantes, la energía eólica, geotérmica hidroeléctrica, mareomotriz y solar. Sin embargo, la energía solar es una de las opciones más interesantes cuando se trata de buscar fuentes de electricidad renovables, que sean amigables con el planeta. La contaminación que produce es mínima y su efectividad es alta. Se consigue mediante la condensación de radiación electromagnética producida por el sol.

En comparación, otras fuentes de energía renovables no son recomendadas por producir daños irreparables al planeta, como es el caso de acumulación de gases invernadero o arrastre de metales pesados. Estos últimos responsables de la contaminación de ríos y mares.

Podemos hablar de dos tipos de energía solar. Tenemos la energía fotovoltaica, que capta la radiación solar para producir energía eléctrica, y tenemos la energía termosolar o térmica, que convierte los rayos del sol en calor.

En términos muy sencillos, esto significa que se aprovecha el sol para cocinar alimentos, tener calefacción o para calentar bebidas que puedan ser usadas posteriormente para uso doméstico. También suele emplearse este tipo de energía en máquinas de refrigeración por absorción. Es decir que no usan electricidad, sino que absorben el calor para producir frío.

Los colectores termosolares se clasifican en temperatura baja, media y alta. Los colectores de temperatura baja pueden proporcionar calor útil en temperaturas menores a 65oC. Para lograr esto usan absorbedores metálicos o no metálicos. Este tipo de dispositivos se usan para calentar piscinas y producir calor en un entorno doméstico.

En el caso de los colectores de temperatura media, encontramos que pueden concentrar mayor radiación solar para entregar calor útil a mayor temperatura.

Por último, los colectores de temperatura alta operan a temperaturas superiores a los 500oC y su uso suele ser el generar electricidad termosolar para transmitirla a una red eléctrica.

Ahora, la pregunta qué suelen hacerse los usuarios es: ¿Cuánto puede costar tener un colector de energía termosolar? ¿Cuál es su precio y asequibilidad en comparación con otros tipos de energía?

Precios de energía solar térmica

Cuando pensamos en lo que implica tener una fuente de energía solar en nuestra vivienda o nuestra empresa, seguro podemos concluir que ningún precio será suficientemente costoso. La razón es simple: el ahorro a largo plazo y la disminución del daño ambiental justifican la implementación de este tipo de tecnología. No solo estamos reduciendo los costos de nuestra factura de servicios públicos, sino que estamos alargando la vida de la Tierra.

Además, mediante el uso de energía solar térmica vamos a ahorrar en costos de electricidad y en el uso de combustibles. De modo que, si pensamos en el futuro, las energías renovables son ventajosas para cualquier usuario.

En cuanto a una cifra específica, los costos varían de acuerdo con el tipo de colector de energía termosolar, las necesidades del usuario y el sitio donde este será instalado. No será igual si es instalado en nuestra vivienda para proporcionar calor a si es usado en un centro comercial para calentar el agua.

Se debe tener en cuenta el tipo de captador de radiación solar, que puede ser plano o de tubos de vacío. El captador plano se usa usualmente para calentar agua de uso sanitario.

Además de los captadores, en la instalación se usa una cubierta inclinada, un juego de fijación, un bastidor para el captador solar térmico y otros elementos indispensables para la instalación.

Los colectores solares vienen equipados con válvulas y cámara de acumulación de vapor. También, una válvula de seguridad especial con resistencia a diferentes niveles de temperatura.

Los precios son diferentes, pero pueden encontrarse sistemas económicos, que signifiquen un verdadero impacto positivo en la reducción de costes asociados a servicios de primera necesidad. Sin olvidar el beneficio medioambiental incluido, que no tiene precio.

Funcionamiento de la energía solar térmica

En general, los colectores solares se componen de los siguientes elementos: Una cubierta, que por lo general es transparente. La cubierta evita que se pierda la radiación. Además, hay un canal de aire, una placa absorbente, que es la encargada de absorber la radiación solar para transmitirla al líquido que está en las tuberías. Estas placas suelen tener una potente capacidad de absorción y una emisión térmica reducida. Junto a los elementos mencionados, encontramos los conductos donde circula el líquido que se calentará y acumulará. Por último, hay una capa aislante, que busca reducir las pérdidas de conductividad térmica.

El proceso involucrado en el funcionamiento de este tipo de energía no es complicado. Se puede resumir, de manera básica, en un panel solar que capta los rayos solares, absorbiendo su energía en forma de calor. A lo largo del panel solar hay tuberías por donde circula agua. Así que el calor se transfiere a los fluidos. El calor es almacenado, eleva la temperatura de los fluidos, llevándolos a un punto en que pueden ser consumidos.

Para lograr esto, pone en funcionamiento sus componentes, que tienen un rol fundamental. Por un lado, contamos con los captadores solares. Estos tienen la misión de captar la energía solar y transmitirla al fluido que circula. Ahora, viene el papel de los acumuladores. Dado que no siempre estamos usando la energía, entonces estos acumuladores cumplirán su misión de acumular la radiación solar.

Los intercambiadores de calor permiten transferir el calor de un fluido a otro; permiten transferir la energía absorbida al acumulador.

Las bombas de circulación transportan el fluido a través de un circuito. Y mediante un aislamiento se evita las pérdidas de energía solar hacia el exterior.

De este modo se produce el calor, que puede ser usado en diferentes aplicaciones dentro de una vivienda o instalación.

Energía solar térmica, ¿qué es?

La información anterior ha condensado no solo una definición, sino el proceso de transformación de la energía en calor. ¿Qué más podemos aprender de la energía solar térmica? ¿Qué otra cosa podemos decir? Se trata del uso de un recurso natural inagotable para producir calor y electricidad, mediante la absorción de rayos solares, que luego calentaran un líquido que pasa a través de tuberías.

Además, podemos decir que es una de las opciones más interesantes a la hora de pensar en un modo de ahorrar en términos de calefacción y calentamiento, mientras se protege el medioambiente. ¿Cuánto dinero gastamos para mantener nuestra casa climatizada? ¿Cuánto nos cuesta una ducha caliente todos los días?

No debemos olvidar que las demás fuentes de energía no solo son costosas a largo plazo, sino que hacen un daño irreparable al planeta, mediante la producción y emisión de gases, el arrastre de metales pesados o la contaminación de fuentes hídricas, constituyendo un veneno para nuestra familia y nosotros mismos.

Una buena definición de energía solar térmica sería: Es una solución integral a las necesidades de producción de calor desde una fuente renovable, inagotable y amigable con el medioambiente. ¡Nuestra mejor opción!

Busca tu empresa de energía solar en tu provincia

¿Dudas sobre Portalsolar?